Alta en trabajo autónomo
Alta en trabajo autónomo
Logo Tesorería General de la Seguridad Social

Alta en trabajo autónomo

¿Quieres trabajar por tu cuenta? Consulta los requisitos y tramita tu alta antes de empezar tu actividad.

Qué necesitas

  • Tener asignado número de la Seguridad Social
  • Los datos fiscales, el Código del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y la Administración Tributaria a la que perteneces
  • Fecha de inicio de actividad y domicilio en el que vas a realizarla
  • Elegir una base de cotización y seleccionar los beneficios aplicables, en su caso
  • Elegir la Mutua colaboradora que cubrirá tus riesgos
  • Una cuenta bancaria para domiciliar las cuotas y el mandato SEPA. Si no eres el titular de la cuenta, documento de identificación del titular y su autorización

Te solicitaremos otros datos en función de tu condición como autónomo.

Plazos

Puedes solicitar el alta con una antelación de 60 días a la fecha de inicio de la actividad y hasta ese mismo día. Si ya has comenzado a trabajar, puedes tramitar el alta durante los 30 días posteriores a la fecha de inicio de actividad a través de este servicio, pero se considerará que el alta ha sido comunicada fuera de plazo.

Información sobre altas fuera de plazo.

A quién va dirigido

Si eres español y resides en España, o extranjero con permiso de trabajo, tienes 18 años y vas a realizar de manera habitual una actividad económica por cuenta propia, debes darte de alta en trabajo autónomo.

En qué situaciones aplica

Estás obligado a darte de alta como autónomo si vas a realizar una actividad económica de manera personal y habitual independientemente de los ingresos que la actividad genere.

Si desempeñas varias actividades por tu cuenta, sólo tienes que darte de alta una vez e indicar las diferentes actividades que desarrollas.

¿Cuánto cuesta?

Al darte de alta en la Seguridad Social estás obligado a pagar una cuota mensual.

Para determinar su importe tienes que elegir una base de cotización entre un mínimo y un máximo.

El importe de tu base de cotización condiciona la cuantía de tus prestaciones, es decir, a mayor base, mayor será la prestación que recibirás cuando lo necesites.